Marita desde Chile
Tinta desde España
Dos supernumerarias blogueras



jueves, 28 de octubre de 2010

Pregúntale a Dios


En nuestra vida diaria se nos presentan muchas encrucijadas y tenemos que decidir.

Qué hacer. Qué elegir. Incluso lo decimos en voz alta: ¡Dios mío, qué hago!

Pues en esa frase puede estar la respuesta.

Quiero decir, que los católicos tenemos muy clara la teoría: Dios existe y es el Rey del Universo. Nada escapa a su conocimiento y nada escapa a su poder. Él tiene un proyecto para nosotros, así que lo más ventajoso, lo más satisfactorio, lo que nos hace más felices es adecuar nuestras decisiones al querer de Dios.

Pero...a la hora de la verdad, a pesar de ese Dios mío qué hago, lo cierto es que se nos olvida consultar con Él nuestra jugada en el tablero de la vida, y como una pobre ficha de parchís, saltamos de casilla en casilla según sople el viento.

Ponderemos pues, nuestras ideas, antes de actuar, de tal modo, que no sea una decisión personal, sino una decisión hablada y pensada en la presencia de Dios Nuestro Señor.

"Señor, qué debo hacer"

Esta pregunta, si la formulamos con intención de escuchar, siempre tiene respuesta.

5 comentarios:

Angelo dijo...

Uno de los propósitos que más hago y que me olvido con facilidad, siempre dejo que la preocupación se adueñe de mí. Ese "Señor qué debo hacer" debería estar desde que me levanto hasta que me acuesto. Como se suele decir: Nunca es tarde para empezar.
Abrazos

Arsenio Bernal dijo...

No será casualidad, pues, que hoy, día de mi cumpleaños dé con esta entrada... ni que la acompañe la presencia del Santísimo en vivo (Justin tv)... Pido al Señor que me marque el camino, Él sabe de mis pecados, de mis idas y venidas de "casilla en casilla", de mi torpeza a la hora de entenderle...

Diosenmicalle dijo...

Angelo, es una inclinación muy humana esa de preocuparnos, pero lo importante es tomar conciencia una y otra vez de que estamos en Sus manos.

Arsenio, dicen que "la suerte del filósofo es la Providencia del cristiano". Yo no creo en las casualidades. Bienvenido a Dios en mi calle y ya somos dos los que tenemos cierta "torpeza" para entenderle.¡Animo!

Tinta

Angelo dijo...

Pemíteme que use este lugar para transmitirte este mensaje, ya que no he encontrado tu e-mail.

Los católicos seguimos a nuestro Pastor. El que ha sido designado por voluntad de Dios para guiar a su pueblo.
Nuestro a poyo, aliento, y cariño debe acompañarle siempre.
En la diversidad de la red existen numerosos blogs que muestran esta cercanía con el sucesor de Pedro, otros sin embargo no cesan en su ataque, desprestigio y ridiculización.
Cada viaje de Benedicto XVI, va acompañado de voces que se alzan para intentar acallarlo o amedrentarlo. Gracias a Dios él es consciente de que está en medio de lobos, pero que cuenta con la ayuda del Señor y de la mayoría de las ovejas de su rebaño.
Te dejo una propuesta para expresar nuestra unión a él en forma simbólica, acompañándolo en cada uno de sus viajes apostólicos.

Si quieres unirte entra pinchando aquí:propuesta para acompañar a BXVI

Muchas gracias

Diosenmicalle dijo...

Gracias Angelo. Por supuesto que nos unimos a todas aquellas iniciativas que defiendan y apoyen al Santo Padre.
Tinta