Marita desde Chile
Tinta desde España
Dos supernumerarias blogueras



miércoles, 27 de abril de 2011

sábado, 23 de abril de 2011

HECHO

Está hecho.

Ha vivido una vida plena, ha cargado con todas nuestras miserias y ha muerto crucificado.

Está muerto.

Jesucristo, el Hijo de Dios, nos quiere mucho, tanto, como para dejarse matar.

Ahí van nuestros desamores, nuestra violencia, nuestra envidia, sacos de pereza, montañas de lujuria, kilos de codicia, de gula, de faltas monumentales de caridad.

Ahí van tantos hijos que maltratan a sus padres, tantos padres que maltratan a sus hijos, ahí van toneladas de pederastas, de psicópatas, de gente sin escrúpulos, gente que abusa de gente, gente que roba, que mata, que miente.

Todos los horrores de la humanidad han subido con Él a la cruz y ahora...todo está hecho.

¿Qué ha de pasar? ¿Es este el final de una historia? ¿Creemos los cristianos en un muerto?

Hoy es sábado.

Hay que esperar.

lunes, 11 de abril de 2011

Novísimos. Buen tema para meditar en Cuaresma


En Cuaresma nos preparamos para la pasión, muerte y resurrección del Señor, por la penitencia y la reflexión, para ir teniendo los mismos sentimientos y disposiciones que Él tenía (buehhhhh, lo más parecido que podamos, pues...) y para eso es bueno ir pensando en nuestra propia muerte, ese hecho que llegará ineludiblemente y del cual lo único que no sabemos es el modo y el cuando, por lo que es sabio estar preparados en todo momento con el "velad y orad" que nos dejó el Maestro.

Morirnos ocurrirá, y nuestro ser no se acabará ahí y es bueno meditar en las realidades últimas, los sitios a los que puede ir para toda la eternidad nuestra alma inmortal y a eso les llamamos los novísimos. Dejo un enlace al tema según nuestro santo fundador, san Josemaría Escrivá, que con sus dotes de escritor lo deja muy claro, con toda la esperanza cristiana, sin tapujos ni tabúes .

jueves, 7 de abril de 2011

Yo también me fui


Partí por tres días a una casa de retiros cerca de Rancagua, Chile, llamada  Los Nogales, y como no es llegar, "parar la cola" e irse, me preocupé de dejar andando las cosas en casa para que todo estuviera a punto y siguiera funcionando, porque lo que decía mi padre sobre que primero es la obligación y después la devoción sigue vigente, aunque la actividad sea de lo mejor que podamos hacer en el año.

Hay quienes me han criticado por ausentarme unos pocos días para retirarme a pensar sobre mi vida espiritual; no entienden que si lo preparamos bien no se notará nuestra ausencia -como para producir un desastre- y la familia ganará mucho porque nos habrán hecho ver alguna cosa (o más de una) que es posible mejorar con la ayuda del Señor, y si llega un poco mejor la madre, esposa,  hija o amiga, todos ganamos.

Un retiro significa estar más cerca del Señor, como cuando Él se preocupaba de que sus amigos tuvieran un momento tranquilo para comer. Lo intangible, como es el estado del alma también necesita momentos al lado del Maestro para recapitular un año y ver qué podemos hacer mejor.

He llegado feliz y no pasó nada malo.

martes, 5 de abril de 2011

Me entra un correo...


de una buena amiga que me pide un poco de "consuelo".

Le han contestado con cajas destempladas y ha sido alguien que a ella le duele, porque es una amiga común, a la que lleva cuidando de lejos muchísimos años.

Tantos, como esta buena persona-llamemosle Claudia- se alejó de Dios.

Me he apresurado en contestar éste correo, porque somos humanos, porque necesitamos apoyo, cariño, consuelo, palabras de ánimo y todo aquello que un corazón que ama pueda necesitar.

Ésta ha sido mi respuesta:

"...cuánto lo siento. ¿Sabes? Últimamente sostengo la teoría de que todo aquello que sufrimos a causa de otros es para purificación de esos otros, amén de la personal.

Claudia-como Manolo(Encontrarás Dragones)el de la peli-van a necesitar toda la vida alguien que les recuerde que el Amor existe. Y a ti te ha tocado con ella. No desaparezcas, déjale un tiempo de arrepentimiento y luego vuelve a mandarle algún correo simpático, pero no olvides que todo está en manos del Señor y con eso qué calma.¡Arriba ese corazón!"

Bueno... yo pienso así.